domingo, 28 de septiembre de 2008

Mis virtudes

Llevo unos cuantos días muy ocupada. Practicando mis virtudes.


Pasado mañana empieza el curso del Aula Virtual y quiero ir bien preparada. Voy a demostrarle a todo el mundo que soy una virtuosa. Y que a mí, en virtudes, no me gana nadie. Así que me he estado informando de las virtudes más importantes que un ser humano pueda tener. ¡Y las tengo todas!

Una virtud que tengo es que sé oír. Basta que alguien me hable ¡que ya lo estoy oyendo! Saber oír no es fácil, no todo el mundo sabe. La gente, por desgracia, se limita a escuchar. ¡Y no oyen! Además, sé oír desde pequeña. Y oigo toda clase de sonidos. Y de ruidos. Por la izquierda y por la derecha. De cerca y de lejos. Sé oír vocales y consonantes. Y cuando me empeño ¡incluso entiendo...! En fin, que soy una experta.

Otra de mis mejores virtudes es que sé ver. Con gafas o sin ellas. Nada más despertarme, si es que se me abren los ojos ¡veo! Desde que nací sé ver colores, rayas y lunares. ¡Hasta con los ojos cerrados veo luces! Esta virtud es una maravilla. Porque aunque no quiera, puedo verlo todo. Menos las películas de miedo. Que esas sí que no las veo. A veces las miro, pero me tapo los oídos. Y mi hija me va contando. Aunque no la oigo...

Mi tercera virtud, tan importante como el resto, es que sé oler. Basta que respire un poco ¡que ya huelo! Huelo por la nariz o por la boca. No estoy segura... Pero huelo de maravilla. Sé oler despacio y deprisa. Caminando o sentada. En casa y en la calle. Total, que este mundo está lleno de olores y, esté donde esté ¡sé olerlos todos! Hasta los ácidos. Y los amargos, por supuesto...

Otra virtud mía es que sé distinguir sabores. Todos los sabores son distintos. ¡Y yo sé reconocerlos! Hasta sé cuando algo se está quemando. Sé cuando algo es dulce o salado. Rugoso o áspero. Duro o blando. Sé cuando como ensaladilla. E incluso cuando como otras cosas. En cuanto a sabores lo sé todo. Menos el sabor de los insectos fritos, que no creo que los pruebe...

Y como colofón, sé distinguir el tacto de las cosas. Simplemente tocando ¡ya tengo tacto! Qué suerte. Sé cuando algo está frío o caliente. Líquido o sólido. Opaco o transparente. Sólo tocando sé si algo está o no está. Si viene o se va. Si es viejo o nuevo. En fin ¡es increíble lo que puedo hacer con los ojos cerrados!

Total que soy un dechado de virtudes: tengo oído, vista, olfato, tacto y gusto. ¡Casi nada! ¡Quién me lo iba a decir a mí! Menos mal que soy así, tan virtuosa. Ya verán mis compañeros... Cuando el martes exponga al claustro todo lo que sé hacer, seguro que me libro del curso. ¿Para qué necesito aula virtual si todas las virtudes de este mundo ya son mías?

¡Gracias Mamá!

30 comentarios:

Instigador dijo...

Yo tengo otra. Sé Leer y leyendo esa retranca pedadógica de maestra sabia me lo paso bomba.

Besos

Zafferano dijo...

Instigador: Pues eso de saber leer es una de las virtudes capitales que más me atraen. Algún día te hablaré de mis virtudes capitales, las de hoy sólo son comarcales...

Un beso enorme y gracias por ser THE FIRST!

mariapahn dijo...

Y que lo dijas hija...pues no te creas, ser una virtuosa se estima mucho en estos tiempos que corren, asi que, yo que tú, me presentaba a factor x o algo similar que dices que es para virtuosos y ¡mira tú por donde! tienes todas las virtudes que se pueden tener ¡qué arte hija! jajajajaja
Muchos besos anginosos

Necio Hutopo dijo...

Y esto me recordó un poco a aquellode Gracias la Vida que me ha dado tanto...

Marga dijo...

Yo tengo la virtud de reirme (sobre todo cuando vengo aquí). Lo que no entiendo es por qué, en ocasiones, hasta lloro...

Debe ser que estoy en la edad del pavo. O de la pava.

Besos virtuosos, ¡¡¡¡muyaya!!!!

acoolgirl dijo...

Aysss guapa... muchisimas gracias por descubrirme que yo tambien soy una virtuosa, se hacer todo eso tambien!!!! Jajajaja!!!

Aunque lo del gusto no se si lo tengo igual de agudizado que tu, porque hay muchas cosas que no me gustan!!!

Un besitooo

Marguerite dijo...

Jo y yo que la virtud la perdí hace tiempo...

Snifs

Aunque creo que voy en buen camino para recuperarla del todo...

besitos

Señor Oscuro dijo...

Anda anda, no seas modesta, que seguro que tienes muuuuuchas mas virtudes ;)

Yo tengo la habilidad de no tropezar con nada cuando voy por la noche andando por casa para coger un vaso de agua. Es algo que llevo entrenando durante muchos años :D

Un besote!!!

antidogmático dijo...

Yo creo que mis escasas virtudes han devenido en vicios. Ahora sólo me queda una virtud que aún no se ha transformado en vicio, y es que alejo mucho escupiendo; incluso consigo que el escupitajo haga una doble curva mortal en el aire.

Por cierto, que te has dejado una de las virtudes que posees y más resaltan en la blogosfera; la de escribir...

cieso dijo...

Pues, así, al pronto, virtudes no conozco muchas. Bueno, sí, una de las actrices de "Escenas de Matrimonio" era, al menos en tiempos, una de las Virtudes. De la otra ya no se sabe tanto, pero por ahí sigue, a poco que uno mire la prensa un poco. Y es que ya no quedan Virtudes como aquellas

http://www.youtube.com/watch?v=lPBCOj5A2kk

Júlia dijo...

Cuidadín con tus virtudes. Podría ser que acabaras dando tú el curso al resto de tus compañeros... jajaja....

Lidia dijo...

Cuánto me alegra escucharte!!!

(Porque tengo la virtud de escuchar lo que leo!!!

¿¿¿¿¿¿¿Qué tal?????????

Abrazos,

Lidia

erMoya dijo...

Con solo tocar (sin ver) puedes saber si algo es transparente u ocapo!?!?!?! Dios!! eso si que es una autentica virtud!!! como lo haces!!!!???? XD

Besos!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Zaff, mi más sincera enhorabuena por ser tan virtuosa. ¡Que envidia me das!, yo a lo más que he llegado es a tener una amiga que se llama Virtudes, en fin, hay que nacer con suerte, jejejejeje.
Besicos simpática, eres un caso!!!

Lara dijo...

Yo creo que tienes algunas más, por ejemplo la virtud de hacernos reir y esa es muy importante ;)
Muuuuacks!

Amy dijo...

No podemos decir que este sea un post sin sentido alguno.

susana dijo...

Ya sabía que tenías muchas virtudes, pero ten cuidado no acabes siendo una profesora virtual, y pierdas tus sentidos. Un beso.

Hannah dijo...

Mis felicitaciones por tus cinco "virtudes cardinales" y por cómo las desarrollas.
Un besote
Hannah

Nais dijo...

Jajajajaja pues yo estoy esperando ahora que cuentes lo de tus virtudes capitales ya que las comarcales has dejado muy claro lo virtuosa que eres con ellas.
Jajajajajaja.
Un besazo Zafferano.

kotinussa dijo...

Yo diría aún más. No sólo no necesitas aula virtual, sino que tampoco necesitas aula. ¡Con lo bonito que sería dar clase sentada en la hierba a la sombra de unos pinos!

JOHNNY INGLE dijo...

Gracias por la añoranza. En realidad ¡es que me he jubilado! Jiji. Ya sé que es poco caballeroso abandonar el barco cuando nadie ha dicho que se vaya a pique. Pero verás, son dos años de escribir por amor al arte, y sí que es divertido, pero acaba convirtiéndose en una esclavitud. Afila mucho el intelecto, beneficia el ejercicio profesional, porque uno está en plena forma. Pero es invevitable, creo que todos los que abren un blog tarde o temprano sienten el desfallecer. Yo he querido irme sin anunciar, porque otras veces me han montado unos pitotes... Pero ahora creo que lo he conseguido. He resistido. Ya son tres meses. He caducado!!!

Pero tú aguanta hasta el final. Quiero decir: en tu caso yo escribiría 20 o 30 años más como mínimo. Con tu cerebro transformado podrás afrontar el reto... ¿o no?

Bueno, muchos recuerdos, abrazos y besos. Estamos cerca.

Franziska dijo...

A este paso llegarás al Rectorado del Universo Virtual, la disertación no es para menos. Yo te propongo y te voto. ¿Alguien más se anima?

Tamaruca dijo...

:D

Cuánto virtuosismo, mejor disimula porque si no te pondrán a dar clases particulares a tus compañeros en menos de lo que canta un gallo. Y lo de oír en vez de escuchar cuando no conviene es una virtud que se agradece infinitamente, hay que reconocerlo :P

Muchos besos guapetona. Respecto a la mudanza, yo aviso, aviso, ¡jiji! De momento andamos de acá para allá, ave va, ave viene, vueling va, vueling viene. Si todo marcha bien, en noviembre comienzan las obras así que ya nos quedamos quietecicos por allí. ¡Pero aún no hemos elegido piso! ¡Qué horror! Seguimos de hotel (hotelón, si a semejantes mansiones se les puede llamar así sin faltarles el respeto, madre mía que preciosidades, menos mal que paga la empresa, si no de qué :S )

Cigarra dijo...

Y eso que no has enumerado tus virtudes intelectuales o inmateriales, empezando por el sentido del humor; no habría sitio en el blog para todas...

Majek n' Tedote dijo...

Yo no sé que sé, aunque si sé que si lo intento puedo.
Suerte en el curso, a mi me toca dentro de poquito.

Lansky dijo...

Lo normal, en mi opinión, o lo frecuente es oir sin escuchar y mirar sin ver, prácticas autistas y egocéntricas muy extendidas, particularmente entre esa peste de los tertulianos.

Tenía ganas de comentar en tu blog, porque, por cierto, yo sí que conozco, si no "montes" sí laderas de monte que son prácticamente todas de orégano.

Un saludo zaffe

La chica de ayer dijo...

Pues que tus virtude duren siempre y disfrutes de ellas!

tnf25 dijo...

y no solo eso tienes la virtud de hacernos darnos cuenat de lo virtuosos que somos!!! vamso ya que te excenten de tal curso!!! o bien que tu des la calse!

Lansky dijo...

"Las 45 libras que gano por aquel trabajo mecánico y mensajeril me alcanzan apenas para mantener mis vicios y de ninguna manera para cultivar mis virtudes."

J.R.R.

Zafferano dijo...

Lansky: Ribeyro tenía razón. Menos mal que mis virtudes se cultivan solas, sin abonarlas ni nada, porque si no, sería la ruina...

Besos precioso!