domingo, 30 de noviembre de 2008

Correspondencia (II)

Y allí estaba yo, de pie, con mi papelito doblado en las manos, mirando al frente y soñando sueños de gloria y solidaridad.


Ya veía los titulares: "Zafferano, la seño de las plantas, hace leña de un árbol caído", "Padres agradecidos enarbolan un monumento a la seño de sus hijos", "Zafferano declara: Quien a buen árbol se arrima, pierde el dinero y pierde el amigo...", "La educación empieza en casa, Zafferano hace el resto" y así... Hasta que me acordé de la carta. Con una sonrisa de mil demonios abrí la buena nueva y leí el siguiente mensaje:

"Nos parece muy bien que se le llame la atención si hace algo mal, pero Leo nos dice que él solamente estaba quitándose una planta de la camiseta que había tirado otro niño y le cayó a él, sabemos cuándo nos dice una mentira y por lo tanto le creemos, nuestra pregunta es: ¿le vio usted arrancar esas hojas de la planta? Un saludo: sus padres"

Y sólo me mandaban un saludo... Me quedé horrorizada. ¡A Leo le había caído una planta encima y yo sin enterarme! Con razón ni siquiera me daban los buenos días... ¡Pues una Campánula no sería, que la habría oído! ¡Un Farolillo lo habría visto! ¡Y un Dondiego de noche imposible, que a las tres de la tarde todavía hace sol...! Qué misterio. ¡Y qué pregunta tan fácil de contestar! Como un examen tipo test. Sí, o no. Y ya está. ¿Pero serían jueces estos padres, o del CSI...? La verdad es que firmaban como "sus padres", no como "sus señorías"... ¡pero querían pruebas! Así que, miré a Leo con sorna, me senté y me dispuse a contestar:

"Hola I. y D., sinceramente, no conservo en mi retina la imagen de Leo arrancando una hoja de la planta, pero les aseguro que, como todos los días, estaba en la refriega. De haber estado en su sitio, esta nota ni siquiera existiría. Saludos y hasta pronto. Zafferano"

Cogí un sobre, metí la nota, lo cerré y se lo di al niño. A las tres de la tarde había una señora en mi fila y en ese mismo instante supe, sin ton ni son, que era la madre de Leo. No es que estuviera arrancando hojas... Sino por el tamaño. Y además, no llevaba uniforme. Me acerqué graciosamente con paso firme y cadencioso y al cabo de un rato estuve a su lado. Empezamos a hablar y de repente, cuando menos lo esperaba, la señora se puso a llorar. ¡Y empezó a pedirme perdón por haberme llamado mentirosa...! ¿Mentirosa? ¿A mí...? ¿Cuándo? ¿En qué mensaje subliminal del texto se me llamaba mentirosa a mí? No salía de mi asombro. Entre sollozos me explicó que Leo, al ver el sobre cerrado y mi sonrisa sardónica, se había asustado y le había contado toda la verdad. Aproveché para decirle que "a bicho que no conozcas, no le pises la cola", la consolé como pude y nos despedimos como buenas.

Total que aprendí mucho de esta experiencia. Aprendí que no se debe escupir hacia arriba, que a su tiempo maduran las brevas y que sorna con gusto... ¡no pica!

43 comentarios:

EL INSTIGADOR dijo...

¡Yo sé cuando miente mi niño!.. Ay, estos papis. No se dan cuenta de que son personas y mentimos. Eso si, unos más y otros menos. Bien por la Seño.

Un beso.

rosa_desastre dijo...

Ya, ya me imagino yo el cuadro...
"la seño" dulce, sonrisa angelical aplastando con la lógica a la mamá del planticida. De impresión, oiga, de impresión.
Un beso o hasta dos.

Tanhäuser dijo...

Sólo me queda una pregunta. ¿¿¿De qué material estaba hecho el sobre??? ¡¡¡Confiese!!! Reconozca que lo había rociado con un suero de la verdad terrible y que ahora, por su culpa, a ese pobre angelito, en lugar de crecerle la nariz, le olerán la planta de los pies.
Besos.
Yo soy el de antes, el del post de abajo.

Franziska dijo...

Querida Zafferano, tú de niños sabes mucho más que de madres: es evidente son muchos los niños que has conocido a estas alturas de tu vida. Ten en cuenta que una madre sólo tiene experiencia con uno, dos o tres niños...

Este post tuyo me ha hecho recordar dos experiencias. Una, siendo yo una pequeña le rompí a mi madre la figurilla de un santo.
Pequeña sí pero no tan tonta como para no evaluar que las iras de mi madre iban a ser tremendas, me inventé la primera mentira que recuerdo y lo mejor de todo es que mi madre se lo creyó.
La segunda fue al revés. Un chaval se entretenía en cortar con una cuchilla las faldillas de mi toldo. Como conseguí pillarle infraganti, le amenacé con decírselo a su madre. No tenía intención de hacerlo, naturalmente.
Enseguida me abordó la madre del chaval muy estirada y seria, diciendo que yo acusaba a su hijo de algo que no había hecho y que el niño había llegado llorando y con un gran disgusto...La madre aseguraba que su hijo nunca mentía.

¿Qué te recuerda?

Creo que sería bueno que los padres acudieran a una escuela de padres y así se enterarían de muchas cosas que ignoran.

Pero en el caso que cuentas les faltó "sentido común" ¿por qué ibas tú a acusar al chaval? Esa debería haber sido su primera pregunta. Es curioso comprobar como muchos padres se sienten acusados cuando sus hijos hacen algo incorrecto. Es tan curioso como cuando nos sentimos orgullosos de los logros de nuestros retoños. Creo que los padres no debemos envanecernos ni culparnos. Si todos pensaramos así, otro gallo nos cantaría.

Con afecto.

Zafferano dijo...

Instigador: Y no sólo personas, ¡que son niños! Los niños tienen una noción temporal muy particular, sólo conocen el presente y no se dan cuenta de las consecuencias que puede tener una mentira. Lo importante para ellos es salvar el momento.

Rosa_desastre: Pues Rosa, de verdad que me dio pena. No hizo falta decirle nada porque ella misma se había dado cuenta ya de la metedura de pata... Me dio pena porque en ese momento fue consciente por primera vez de que su hijo era capaz de mentir. Y no veas lo que lloró... Y por no haberme creído...

Tan: Jejeje! Era el suero del misterio, el que te deja patinando porque no sabes si te han cogido en falta...

Un besote a los tres y muchas gracias por la visitita!

Zafferano dijo...

Fran: Por supuesto, lo mío son los niños, pero mi relación con los padres tampoco se queda corta. Notas como ésta recibo casi todos los días, si no es por una cosa es por otra, pero éstos no son los veraderos problemas con los que nos enfrentamos, digamos que el de hoy es un hecho anecdótico que tildaría incluso de gracioso si no hubiera salido yo tan mal parada. Sin embargo tenemos que pensar que, como tú bien dices, los que hoy somos padres ayer fuimos niños. Y mentimos. Por tanto lo menos que se le puede pedir a un adulto, por mucho que confíe en su hijo que me parece perfecto, es que sea prudente. Fíjate que en la nota dice que creen al niño, por lo tanto no me creen a mí (la misma madre me lo confirmó diciendo que me había llamado mentirosa) Si los padres no estaban de acuerdo con la nota, tenían que haber venido a hablar conmigo, lo que no se puede hacer es darle una nota abierta a un niño contradiciéndome, porque lo que hicieron fue reforzar su mentira sin haberlo comprobado antes. En fin, que lo que pasa es que muchos padres se sienten atacados por los profesores, cuando se supone que han puesto a sus hijos en nuestras manos (y no en otras) porque el colegio que han elegido les ofrece suficientes garantías como para confiar en lo que se les dice.
No me enrollo más... Así que tú también fuiste niña? Como yo...! Quién lo diría a estas alturas!

Un besote preciosa y gracias!

Kotinussa dijo...

¡Anda que si supieras cuánto me suena tu historia! Imagínala protagonizada por mozalbetes de 14 y 15 años, que hacen cosas mucho más graves que arrancar hojas, y a padres que te dicen que siempre creerán a sus hijos antes que a ninguna otra persona.

Nos hemos acostumbrado a, antes de reñir a un niño por algo, reunir más pruebas que el CSI.

Raquel dijo...

Qué paciencia tienes! Como si no tuvieras suficiente con los niños, tienes además que enseñar a sus inocentes padres...

En fin, supongo que debe ser duro descubrir que tu querido hijo no es tan idílico como tú lo quieres ver.

Un beso... y mucho ánimo.

Trazos dijo...

¿Y no sería que los cuernos y el tridente le hicieron pensar en las llamas del infierno?

Marga dijo...

Se ha pasado de una generación que apoyaba incluso el castigo físico de los profesores hacia los niños, a otra en la que éstos tienen la verdad absoluta, desautorizando por sistema al maestro...

Como siempre, en el término medio está la virtud. Hay veces que se equivocan unos, y veces que cometen errores otros. Pondré un ejemplo verídico:

Yo, que de prudente ni pregunto ni cuestiono las decisiones del profesorado en las reuniones paternas, tuve que "corregir" a una maestra de mis hijas porque (recuerdo que son mellizas)las había comparado de mala manera en una clase. Por supuesto, una salía peor parada con la comparación que la otra... ¡y era verdad! Mis hijas no se lo habían inventado... en fin, de todo hay.

Pero tú seguro que no hubieras hecho tal cosa. Ni la mayoría...

P.D.: Te dejo de nuevo mi correo, por si quieres enviarme la foto (o lo que gustes).

marga220996@hotmail.com

erMoya dijo...

Y el cuidado que hay que tener ultimamente con los padres... son peores que los hijos: nunca sabes por dónde te van a salir!!! xD

Besos!

Gondolero dijo...

Este post me ha hecho evocar un pasaje de mi infancia en el que escribí en una pared del colegio "DON TAPÓN ES UN HIJO DE P..." (Don Tapón era un profesor especialmente cruel y malvado). Todos los alumnos del centro fuimos conmidados a escribir la frase en un cuaderno, a fin de cotejar nuestras letras y detener el culpable de tan mezquina acción. Por fortuna, el CSI no se había inventado aún y nunca fui capturado... Pero, y esta es la moraleja de la historia, todavía hoy sufro horribles pesadillas en las que soy descubierto y recibo mi merecido merecido, de lo cual se deduce que el crimen nunca compensa.
Genial post, como siempre.

susana dijo...

Me alegro de que todo acabara bien. Mi hijo daba unas clases y le pasó una nota a los alumnos para decirles que la clase tenía que empezar más tarde. En lugar de hablarlo con él, unos padres acudieron al ayuntamiento a protestar. Mi hijo dejó las clases. Yo no serviría para profesora. Un beso.

Nais dijo...

Me encanta como sabes torerar en todas las plazas.
Eso es lo que tenian que haber pensado los padres cuando les llego la nota que no deberia estar en la refriega y más en su sitio.
Muy bien si señora.
Un besazo.

Cieso dijo...

"A bicho que no conozcas, no le pises la cola"...no es mala filosofía. Casi tan buena como esa que dice "con buenas palabras se llega muy lejos, pero con buenas palabras y un revolver se llega más lejos todavía". Suerte que los padres de Leo no son practicantes de esta última variedad.

Necio Hutopo dijo...

Vamos, pero entonces aún hay padres que creen en sus hijos?

Definitivamente la humanidad no aprende

La chica de ayer dijo...

Nunca te acostarás sin aprender una cosa más!

acoolgirl dijo...

Si es que estos niños se creen que se las saben todas y, el pobre, cuando se creyó cazado... cantó como los ruiseñores....

Ayssss... qué sentimental la madre!! Que tampoco pasa nada, verdad???
(bueno, esto no será exactamente lo que pensará el árbol... pero bueno, tú me entiendes).

Un besazooo

acoolgirl dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lansky dijo...

Sería mucho decir que lo peor de los niños de ahora suelen ser sus padres, porque a veces lo peor de los niños son los propios niños (como uno que me tocó en un vuelo transatlántico hasta que lo metí en cintura y le puse en su sitio, literal y metafóricamente), pero aquí en estos asuntos ha habido una oscilación al extremo contrario nada acertada, me explico: cuando yo era niño, si la "seño" le decía a mi madre que yo había hecho algo malo me atizaba un coscorrón, sin aguardar mayores confirmaciones. Ahora, bueno ahora el coscorrón se lo suele llevar la maestra aunque se lo sigue atizando la madre, el padre o el propio niño si está suficientemente crecido. Conclusión: antes eramos más educados pero quizá porque estábamos ¿convenientemente? más acojonados y ahora...los pequeños vándalos deben ser más felices pero los que loes rodean no. Proceso de suma cero se llama en teoría de juegos.

Señor Oscuro dijo...

Es increíble. Vale que se disculpara, pero que se pusiera a llorar... Madre mía. Pero bueno, al menos la señora se ha disculpado, que hay otros que ni eso.

Un besote!!!

Amy dijo...

Mentir es complicado, más que nada porque la verdad tiene la lógica de la realidad y los niños y los adolescentes mienten para evitarse regañinas y castigos y no se paran a cuadrar la realidad alternativa. Y eso me pasó a mi el curso pasado con mi hija y su profesor de inglés. La cosa es que yo siempre le explico el por qué eso que me cuenta no puede ser verdad...jajajaj posiblemente algún día su no verdad no tenga fallos aparentes y me meta un gol, cachis por vocazas.

Zafferano dijo...

Koti: Jejeje. Si es que hay que saber hacer de todo en esta profesión... Lástima que no se puedan sacar fotos!

Raquel: Pues sí. Antes o después lo descubres. Y te aseguro que duele...

Trazos: Pero si ese día ni me puse la cola...! Ni siquiera las pezuñas...

Marga: Por supuesto que hay de todo. Hay padres realmente encantadores. Sobre todo el de ojos verdes...

Ermoya: Bueno, normalmente salen por la puerta. Y suben por las escaleras...

Un beso muy grande a todos y gracias por darse una vuelta!

Zafferano dijo...

Gondo: Jajaja! Don Tapón...! Me imagino lo gamberrete que tenías que ser tú a cierta edad. Igual que ahora...

Susana: Es bonito dar clase Susana, como en todos los trabajos tiene cosas buenas y otras no tan buenas. Es cierto que hay padres que en lugar de hablar directamente con el profesor van al despacho del jefe. Menos mal que a mí, todavía, no me ha pasado...

Nais: Y eso que no me gustan las corridas... De toros. Vete cogiendo recortes para cuando crezca la tuya...

Cieso: Es que el colegio es laico... Y no dejan llevar pistola...

Necio Hutopo: Pues por eso van al cole...! A ver si aprende esta humanidad!

Gracias a todos por sus palabras y un beso muy grande!

Zafferano dijo...

La chica de ayer: Sin haberlo preparado te ha salido un pareado!

Acoolgirl: A mí me da que el pobre árbol lo que está pensando es hacer una mudanza...

Lansky: Jajaja! Así que lo pusiste en su sitio... Anda que un viaje largo en determinadas condiciones no se soporta! Y dices que se llama suma cero? Con razón no me salen las cuentas...

Señor Oscuro: La pobre, lo pasó bastante mal, supongo que le sevirá de experiencia...

Amy: Es lo mismo que con las chuletas. Si se van a copiar ¡que lo hagan bien! Pero es que tu hija juega al fútbol?

Un besote a todos y gracias por pasar!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Vaya, no está mal. No se debe escupir hacía arriba, jajajaja.

Ay, eso niños mentirosos y esas mamas ingenuas!!!!, menuda tarea teneis sus maestras.

Besicos guapa y ya veo que conoces bien a tus niños.

Maria dijo...

Hola mi niña, que gustito da estar por aqui otra vez. Como dices a estas horas está uno sopa pero justito queda una lucecita para darse cuenta de esto ha sido una lección práctica de eso que llaman "vocación" (o al menos me lo parece a mi). Besitos y nos vemos de nuevo.

Lara dijo...

Por supuesto que no se debe escupir hacia arriba, más que nada porque luego te cae, jajaja.... Ainsssss..... que paciéncia tienes hija mía ;)
Muuuuuacks!

Mescalino dijo...

Lidiar con niños debe ser duro, pero seguro que lidiar con los padres es aún peor. (y encima a ellos no les puedes poner cara a la pared)

Besos!

Respirando dijo...

¡¡Sorna con gusto es la monda!! Jajajajajaaj...

Beso.

squizofrénico dijo...

otra más de tinta -yo-...

Parece que eres maestra. Que lindo eso, mi carrera me permitirá también ocuparme de la educación de la juventud, en lengua y literaura,aquí en buenos aires se dicta dentro de 1 materia , cosa que me irrita, ya que son dos muy distintas, que solo se relacionan mucho, ¿se podría dar matemática e ingenieria en el mismo espacio curricular? ¿ no son muchos conceptos? ¿o será que, lo que busca la tecnocracia neoliberal, es que los conceptos fundamentales le sean esquivos a los chicos que concurren a las escuelas estatales públicas y gratuitas?
en fin...

1 coincidencia más además del apellido. - doy las gracias que aquí en argentina casi nadie sabe que significa azafrán....jejjejejejeje

bueno zaffe - como también me llaman mis amigos-, saludos!!!!


dani_elvago@hotmail.com

Lansky dijo...

Lo de "suma cero" es la forma pedante de decir campechanamente "lo comido por lo servido". Mis disculpas.

joaninha dijo...

muaaahahahaaaaaaaaa, me ha encantado la historia!!!, sobre todo por q tiene final feliz, pero claro, cuando se te ponen los ojos inyectados en sangre y las uñas retráctiles... ¡te conviertes en mi!!!!

mas besos

Zafferano dijo...

Nani: Sí. Más vale escupir siempre de frente. Por si acaso...

María: No sabes cuánto me alegra saber que estás "en este mundo" otra vez. Me tenías preocupadilla...

Lara: Es que mellaman Job. De vez en cuando...

Mescalino: Jejeje. Depende de qué padres...

Un besote a todos y muchas muchas gracias!

tnf25 dijo...

uy!!! que incomodo para la mama de Leo....pero bueno todo tranquilo ya..caso resuelto.

Zafferano dijo...

Respirando: Sorna con monda es la gusta? Me parece perfecto!

Squizofrénico: Así que de Argentina che! Encantada tocayo! Otro Zaffe! Dices que matemáticas e ingenierÍa? Pues aquí están en un mismo espacio cosas tan básicas y dispares como "leer y ecribir" o "gramática y ortografía". Me estoy rompiendo la cabeza a ver cómo evalúo esta vez...

Lansky: Sin disculpas amor...

Joanihna: A que es difícil hacerse la manicura en tal estado?

Tfn2: Bueno, porque estábamos en el patio, que si no le pongo una silla!

Un beso de los grandes a todos y muchísimas gracias!

Zafferano dijo...

Perdón, Tnf2, es que últimamente hasta soy disléxica!

Zeltia dijo...

el tono humorístico del texto resta importancia a una realidad: padres y madres hiperprotectores que delegan responsabilidades propias en maestros. Y encima mi retoño nunca hace nada, y la culpa siempre es de otro.

el mío, eh el mío, los demás son todos unos vándalos.
;)

amigoplantas dijo...

Hace años quedecidimos (sin decidirlo nosotros) que los Don Diegos (de noche) serían la flor estrella de nuestro jardín

No rosales ni gaitas... Don Diegos

Pero hete aquí que para tenerlos floridos hasta que el sol se pone fuerte, no nos queda otra que mantenerlos vivos el día entero

Sniiiiiffffff, buuuuuaaaaaa

Nanny Ogg dijo...

Pobre señora, llorando y todo, hay que ver... ¿Qué pusiste en ese sobre: cebolla? :D

Al menos fue capaz de reconocer su error... otra te habría dado una torta sin maś.

Besos

Maria dijo...

Hola guapetona ¿te has ido de puente? ¿te lo has pasado bien? ¿Te has olvidado de los monstruitos? Ahí van unos besos pa cuando vuelvas.

Silvia Cristina dijo...

Hola Zafferano....

Aqui estoy Yo...dijo Zafferano y se paro derechita ante los padres...

Siempre hay padres que proceden de esta manera...y no se dan cuenta cuanto perjudican obrando así...

Si no te pasaran estas cosas...no podria hacer tan buenos relatos..tan bien contados..

Es un placer leerte..aprendo cosas también...

Un abrazo enorme...

Simplemente Feliz...Silvia

Muchas ..pero muchas FELICIDADES!!!!

Zafferano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.