domingo, 9 de noviembre de 2008

Mi objeto de deseo

Descubrí mi objeto de deseo estando en cama. Presa de un insólito delirio febril.

¡Y todo por culpa de una piedra! ¡Pero si yo no soy geóloga...! ¿Qué hacía entonces una piedra en mi riñón? Cualquiera que haya pasado por el trance de albergar una piedra en su riñón sabrá de lo que estoy hablando. Repasé en voz alta todo lo que había comido el día anterior. En mi dieta no había piedras, estaba casi segura. Todo lo más, almendras garrapiñadas... ¿Me estaría convirtiendo en estatua? ¿O simplemente era la vida que me estaba endureciendo?

Lo cierto es que el alumbramiento no se hizo esperar. Al par de días di a luz una preciosa piedra. ¿Pero quién sería el padre? ¿El Roque Nublo acaso? O a lo mejor es que el padre Teide me había elegido como madre... ¡Pero si yo soy híbrida...! Qué misterio. Rápidamente decidí cuidar de la piedra y cuando estuviera crecidita la devolvería a su sitio. Que es la calle. Pero el destino no quiso que cumpliera con mi deber porque, de repente, me invadió un tremendo escalofrío. ¡Tenía unos cuarenta grados de fiebre Fahrenheit! ¡Qué barbaridad! Maldije al Teide, al Roque Nublo, a todos los roques y rocallas del mundo. Y me acosté.

Caí en la cama de lado. Y así me quedé durante horas. La fiebre me devoraba ¡y yo no podía hacer nada para evitarlo! ¿Por dónde empezaría? ¿Por las manos o por los pies? Pensé que todavía no era la hora de comer. A lo mejor tenía suerte... Y si estaba muy apurada que esperara un poco para devorarme. ¡Que comer fuera de hora no es saludable! Además, engorda... Y con estos alegres pensamientos decidí que ya era hora de empezar a delirar. ¡Qué menos!

Para delirar mejor, hay que abrir los ojos. Lo he visto en las películas. Así que, como pude, levanté despacito un párpado tras otro. Me costó lo mío, pero al cabo de un rato lo logré. El resto de mi cuerpo no respondía. ¿Se habría quedado sordo? No sé. Lo cierto es que allí estaba yo, tendida de lado, con la fiebre esperando, los ojos abiertos y empezando a delirar. Mis ojos se fijaron en lo único que tenían delante. Mi armario. Y, de repente, vi cómo las vetas de la madera empezaban a moverse formando extrañas formas. Era como si fueran las caras de Bélmez, pero en pene. ¿En pene? ¿Pero qué hacía un pene en la puerta de mi armario...?

Ya no me cupo ninguna duda. ¡Estaba delirando! ¡Por fin! ¡Y con los ojos abiertos...! Qué delirio tan sutil el mío... Mira que imaginarme un pene en la puerta de mi armario... ¿Pero qué me creía? ¿Que tenía un trozo de Pinocho en la habitación? Vaya tontería... Como si Geppetto lo fuera a permitir... En fin, lo que es la fiebre. Primero te engatusa y después te devora. No se puede fiar uno ni de su propia temperatura... Menos mal que después de una metralla de antibióticos fue cediendo. Nunca me devoró, pero...


Desde entonces la puerta de mi armario se ha convertido en mi objeto de deseo. Y es que después de haber parido una piedra, mi mayor deseo es no tener que dar a luz un tronco...

Actualización: Dada la cantidad de deseos de recuperación que he recibido, tengo que aclarar que todo lo que cuento en esta historia ocurrió hace unos años. Pero la foto la saqué el otro día...

39 comentarios:

La chica de ayer dijo...

Uy uy, vaya puerta pornográfica que tienes!!!!!

susana dijo...

Qué suerte tienes. Te pasan cosas muy emocionantes. :) Cuídate. Un beso.

sla dijo...

jejeje! No es delirio, es la pura verdá. Ya me he puesto a buscar penes en las puertas de casa, en las aceras... Y s q stan por toas partes. M reí muxo, recuperate! Prepara ya la peregrinación a tu dormitorio. Bs

Necio Hutopo dijo...

Pues será que yo también estoy que deliro... Porque también lo veo...

Me voy a sacar lo ojos con la cucharita delcafé y regreso...

Marga dijo...

¡No deliras, querida Zaffe... yo también lo veo!

Claro que te lo dice alguien que ve fantasmitas voladores en el mueble de su salón...

Lo de dar a luz un tronco no te lo recomiendo, a no ser que tengas chimenea (que en las Islas no veo muy necesaria). Y si acaso, que no sea mayor que un "palodú"...

Enhorabuena por la piedra. Seguro que es tan guapa como su madre...

Gondolero dijo...

Habla uno que sabe que es parir una piedra del riñón, y sin derecho a ninguna percepción por parte del estado.

En cuanto a lo del pene, acabo de mirarlo en mi diccionario psicoanalitico de la señorita Pepis, y ver un pene en un sueño o delirio febril puede significar tres cosas, a saber:
1)El pene representa un paraguas. O sea, que va a llover.
2)El pene representa los deseos inconfesables que tuvimos de niños de poseer un paraguas.
3)El pene es simplemente un pene.

Supongo que es feo reírse con las desgracias ajenas -hacerlo con las propias sólo es tonto-, pero yo lo he hecho un montón con este post.

Que te mejores, Zaffelano.

julio-entuinterior dijo...

Se lo pasa uno muy bien leyéndote Zafferano. Eres graciosísima :)

Un beso

Zafferano dijo...

La chica de ayer: Sí. Es muy gráfica... Estoy pensando ponerle marco!

Susana: Es verdad. Cada vez que miro a mi puerta me emociono!

Sla: Y no miraste en las nubes? Seguro que hay más de uno... Con tanto ángel que hay en el cielo!

Necio Hutopo: Tú también lo ves? Ya te has puesto el termómetro...?

Marga: Pues somos todos unos iluminados! Aleluya!

Gondolero: Muchas glacias Gondolelo! Puede que mi noción del tiempo ande un poco despistada, como toda yo... pero este episodio pasó hace años. Ya tenía alguna experiencia con las piedras, pero ninguna me dejó en tal estado. Y es cierto que estando acostada y con cuarenta de fiebre, descubrí, después de varios meses de haber puesto el armario, esa extraña figura en la que nunca había reparado. Si llego a tener una piedra ahora, lo menos que haría es escribir un post. Y tú lo sabes, que también eres geólogo...!

Para todos los que hayan interpretado que he sufrido un cólico nefrítico estos días atrás, me alegra decirles que no, que estoy fresca como una rosa. Y no precisamente del desierto... Muchísimas gracias a todos y un beso enorme!

Zafferano dijo...

Julio: Creo que es la quinta vez que nos cruzamos! Algo está pasando entre nosotros...! Le pediré el diccionario psicoanalítico a Gondolero!

Gracias precioso y un beso enorme!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Zaff, estoy en mi camita y un poquito malita, pero por más que miro, en mi armario solo hay un poquito de polvo. Me tienes que dar la dirección de tu proveedor o ¿acaso tengo que esperar a que me suban los grados esos tan raros que tu has nombrado?
Bueno voy a esperar y ver que veo con esos grados y luego te cuento.
Eres capaz de sacarle provecho hasta a un cólico nefrítico, con lo malita que se pone una, mira que yo parí una piedra como un garbanzo y unas heramnitas más, y sé que me digo
Besicos

Zafferano dijo...

Nani: Jajaja! Nani, pobrecita! Yo también sé lo que me digo... Soy madre de familia numerosa! El armario me lo hizo un carpintero que parecía un gnomo y vete tú a saber en qué estaría pensando cuando hizo esa puerta... Pero no te desanimes, sigue mirando, y cuando no puedas más, ...llama a tu marido. Verás como resulta!

Un besito y cuídate mucho! El próximo será tu encargo.

Anónimo dijo...

Quiero ese armario!ya te dije que me gustaba tu forma de ver la vida!ahora tambien me gusta tu forma de ver los armarios!

Lara dijo...

Ainsssss.... es que los armarios dan mucho morbo, jajaja....
Muuuuacks!

Nais dijo...

Ainsss que yo tambien veo un pene.
A ver si estoy delirando yo tambien jajajajaja.
Espero que se pase ese dolor porque dicen que es malisimo un colico al riñon.
A partir de ahora bebe agua mineral baja en cal, la mejor esa de las cabras que es azul.
Un beso.

ilya dijo...

Por más que miro, sólo alcanzo a ver los morros de Mick Jagger (sacando mucho la lengua, eso sí). Cuando me suba la fiebre volveré a mirar la foto, a ver si consigo ver el pene...

¿Has pensado vender el armario a un pichiquiatra para que lo ponga en su consulta y pregunte a los pacientes "usted qué ve en ese armario"? En épocas de crisis económica ya sabes, la imaginación al poder.

Un besazo, guapetona.

acoolgirl dijo...

Y lo tienes ahi... todo el dia mirandote desde la puerta... ayssss!!!

No, por favor, no des a luz a un tronco... que eso tiene que doler mucho muchisimo y te tengo mucho cariño y no quiero que te pase.

Un besitooo

Zafferano dijo...

Anónimo: Un día de estos lo recorto y te lo mando. No te preocupes...

Lara: Pero dentro o fuera...? es que dentro me parece un poco incómodo!

Nais: Agua de cabras? Azul? Pero a qué sabe?

Ilya: Morros? Lengua...? Ilya, mira bien... Y si no, pónte el termómetro, a ver si te da fiebre!

Acoolgirl: Menos por la noche. Que no me ve.

Muchos besos a todos, gracias por la visita y hasta pronto!

Mescalino dijo...

Tiene mucho mérito que te tomes con esa gracia y ese sentido del humor una cosa que es tan dolorosa, yo sólo de pensar en expulsar piedras ya me pongo malo jejejjee

Cuídate mucho. Un besazo fuerte!!

Tamaruca dijo...

¡JAJAJAJAJA!

Me encantaría decir algo interesante pero es que me estoy esgüevando viva, como se dice en mi pueblo.

Por cierto, que este sábado ya dejamos de ir y venir y ya sólo vamos y nos quedamos ;)

Besazos muchos, menos mal que ya pasó el trance porque debió ser un parto horrible aunque nos lo cuentes con tantísima gracia. A ponerse buena (más). Mmuackss..

Zafferano dijo...

Mescalino: Pues la verdad es que yo también me pongo mala sólo de pensarlo. Pero después miro mi armario y se me quita todo!

Tamaruca: Vaya! Por fin te voy a tener ubicada! Es que con tantas idas y venidas ya me estaba haciendo un lío!

Gracias a los dos y muchos besos y no se preocupen, que no tengo piedra!

Franziska dijo...

Es magnífico como todos los tuyos.
Se conjugan gracia, hironía y buen sentido del humor.

Me consuela saber lo que ves en la puerta del armario. Yo veo en los azulejos del cuarto de baño unas extrañas caras -no son las de Belmez- y la veredad es que algunas veces me da corte asearme y apago la luz. Todavía no se lo he contado a mi siquiatra porque no tengo ninguno pero creo que voy a necesitarlo de un momento a otro.

Un abrazo

naturline dijo...

Fantástico relato redacta usted preciosamente bien felicidades, tiene usted un lector fiel, fantásticas ilustraciones, muchas gracias por los post que nos a dejado.
Reciba un afectuoso saludo.
Natur Line

Marguerite dijo...

Ponte buena Zaff, quiero decir ..más buena ...

Y por cierto:

Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
Yo no veo una polla en el armario
............

Kotinussa dijo...

Yo no tengo penes en las puertas de los armarios, pero en el mármol del suelo del cuarto de baño tengo una cantidad de caras... Después de tantos años ya nos hemos hecho amigas. Echamos unas conversaciones muy divertidas que me sirven para amenizar los ratos que me paso allí.

De momento mis caras no se han quejado. Las cuido muy bien. Están brillantes y tersas.

mariapahn dijo...

juaaaaaa juaaaaaaaaaaaaaaa juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.... si yo te contara lo que veo en los azulejos del baño mientras hago pipí...y lo mio es peor que es sin delirio...jajajaja
Me ha encantado...pero eso no es raro ¿verdad?jejeje

Zafferano dijo...

Franziska: Me da a mí que para siquiatra estamos todos los que navegamos por estos mundillos de Blog...

Naturline: Sr. Nature, me he pasado por su página pero no he podido agradecerle su comentario. Eso sí, me encantó todo lo que vi. Sobre todo la fresa.

Marguis: Yo tampoco! Sólo veo un pene...!

Koti: Pues te tienes que gastar un dineral en crema para caras para mantenerlas así de tersas! Aunque sea crema para tontas...

Mariapahn: Yo lo más que he visto en un azulejo del baño es un perenquén. No veas el susto...! Y ahora me has dejado intrigada...

Buenas noches a todos, muchísimas gracias por las risas y por la compañía!

Lansky dijo...

Zaffe, no es que esté celoso, pero es la pura verdad: es un pene bien feo. Con ese glande que parece la caldera de un volcán extinto, y ese estrechamiento anómalo en el cuello...si cedes a sus pretensiones en lugar de oxalatos vas a parir palitos de regaliz. Por último, es una polla con demasiado barniz, que carece de una verdadera cultura peneana (hay un tipo de volcán, de lava muy poco fluida que se llama "peleano", con "l"), no "n")

erMoya dijo...

LOL! Sin comentarios con la foto :S

Besos!

amigoplantas dijo...

Dicen que el dolor es "de cojones"

Te interesa, aunque supongo que ya lo sabes, cuidar la calidad de lo que bebes, las imágenes cristalizadas que tenemos ahora mismo en el estudio fotográfico comparando un agua de grifo con un agua de calidad son...

Clarificadoras en extremo

Y no solo es el agua; una vez detectado un problema de ese tipo, cuida la vitalidad de lo que te metes entre pecho y espalda; que sea algo verdaderamente digno de tu pecho y de tu espalda

Zafferano dijo...

Lansky: Puede que no sea un pene fotogénico... lo que sí te aseguro es que su erección va a ser perenne!

Ermoya: LOL...? No era SOS?

Amigoplantas: Pues sí que duele, sí. Gracias por tus consejos, procuraré ser muy selectiva con lo que me meto...

Un beso muy grande a los tres y mil gracias!

antidogmático dijo...

zaffe, qué fiebres más extrañas que te entran :))::))

Nanny Ogg dijo...

Pues si ya cuesta parir un niño, ni me imagino lo que tiene que ser parir una piedra... buf :)

Besos

Zafferano dijo...

Anti: Sí, es como un vicio de fiebre.

Nanny: Es bastante duro, nunca mejor dicho...

Besotes a los dos y muchas gracias por la visita!

Franziska dijo...

Veo que no has abierto los comentarios sobre la pederastia. Siempre queda en evidencia tu buen gusto.

Saludos cordiales.

Cigarra dijo...

Me acuerdo del armario del cuarto de mis padres. Tenía unas vetas en las puertas que eran enteramente caras de viejos con barbas largas. ¡Y a mi me daban un miedo cuando me metía en aquella cama grande y los veía mirándome desde el armario!

Zeltia dijo...

pues a pesar de la gracia con que la cuentas, la historia me parece de escalofrío, me entra uno solo de imaginarme pariendo la piedra. Y ese enorme pene erecto, ahí en el armario, como si estuviera esperando para hacer un hijo de palo!

desparramando dijo...

jajajajajajaja por favor que desorden.. kajajajaja todos viendo penes por ahy.. jajaja y "la casa encendida " hasta vio un polvo.. eso si que esta bueno.. jajajajajajajajajajaja
me encanto tu puerta... la subastaras algun día¿?????

squizofrénico dijo...

buenas! Muy lindo relato, sería absurdo decir que yo también veo penes en el armario, pero a veces suelo ver un armarito en mi pene, cosa que es bastante suspicaz si te lo pones a pensar.

Parece que tenes bastantes seguidores, fans, admiradores, y chusmeadores que te comentan.
Me pone contento que hayan más zafferano's por el mundo que adhieran al mundo de la escritura.

Soy de Argentina, de Buenos Aires, si aún se pueden llamar buenos.
Estudio letras en la U.L.N.Z, recien estoy en el segundpo año, pero me defiendo con la escritura.
saludos y cariños. ¿seremos parientes?

Daniel Sebastián Zafferano.

danielsebastian07@hotmail.com

dani_elvago@hotmail.com

Tannia dijo...

Definitivamente tienes mucha imaginación, dile a tu pareja que tome Cheap Vardenafil y vas a ver que te va a hacer volar muy alto...